Oscuridad en la Arboleda de las Fatas

julio 29, 2007

drowgirl.jpeg

<<Como nos enseñan las doctrinas de los dioses del conocimiento, para conocer bien una historia es preciso contarla de principio a fin, sin dejar ningún fleco suelto. Por eso los protagonistas de los cuentos y relatos que llenan vuestros oídos y vuestros corazones durante estas noches de taberna decidieron seguir de nuevo aquel rastro que hacía casi un mes les había llevado hasta Pinoespino y la Arboleda de las Fatas.>>

Teseryne Truesilver
Hija de Talanthe Truesilver
Año de los Dragones Solitarios

[Bosque Alto, alrededores del Corazóndesangre, 16 al 22 de Kythorn, 1372 CV Año de la Magia Salvaje]

[Luna creciente Moon2 ]

Casi un mes después de los sucesos acontecidos en la Arboleda de las Fatas y su encuentro con Pinoespino, Adrun aún no había salido de su estado meditativo. En aquellos días había vivido un periodo trascendental, que a sus cuarenta años era difícil de soportar. Enfrentado a un dilema de fe pasaba el tiempo en la linde del Bosque, intentando acostumbrarse a su nueva condición de Brazo de la Foresta de Mielikki… pero no se alejaba demasiado de la civilización y de sus antiguos hermanos de Lathander. El ent que había sido los ojos y boca de la Dama le había dado treinta días de plazo para ayudar a una criatura del bosque, y había tenido la oportunidad perfecta… pero la había desaprovechado, durmiéndose en el arroyo. Tras cinco días infructuosos intentando construir una cabaña en el Bosque Terrible – un lugar que consideraba muy atractivo para vivir… sólo el nombre le provocaba escalofríos – pensó que era hora de pedir ayuda. Su vínculo más directo era Kelmer, el druida que lo había presentado a los ancianos de Árboles Altos. Fruto de la casualidad o designios de la Señora de los Unicornios, sus caminos se juntaron.

No fue difícil convencer al otro servidor de Mielikki que debían regresar a la arboleda, pues aunque había pasado mucho tiempo, una corazonada les decía a ambos que los elfos oscuros que habían pervertido aquel paraíso natural dentro del Bosque Alto seguirían allí. Kelmer le presentaría en la Posada del Jabalí Rojo a Daeron, un joven curioso al que había conocido en su reciente viaje a Zelbross, que buscaba pistas sobre los orcos de la Luna Negra. La posibilidad de que en un claro podía encontrar un retazo de historia al que agarrarse y continuar su lento camino hacia la venganza le convencieron… mucho más que los sermones de los dos seguidores de la Dama sobre el papel de ésta en la región. A Adrun sólo le faltaba convencer a los elfos que le habían acompañado un mes atrás: Lya y Celahir. Tenía la convicción que para salir bien de aquel asunto debía reunir todas las piezas del rompecabezas. Daeron estuvo tentado de hacer más caso a las arengas de Stedd Rein sobre el orden y la necesidad de mano firme… mano que podía ofrecer la Hermandad Roja. Un suceso matutino le había convencido que Aguasfuertes no era tan pacífica y bucólica como parecía.

Con la reunión acordada a la hora que cantaba el gallo, los aventureros partieron una mañana de tiempo revuelto hacia el interior del Bosque Alto. No fue difícil seguir la ruta hacia el arroyo que llevaba a la Arboleda. El druida había mejorado sus conocimientos sobre el bosque y los guío con más rapidez que nunca. Salvo el avistamiento de un dragón, cosa cada vez más habitual, y el encuentro de un grupo de centauros, ligeramente hostiles, Adrun tuvo un viaje tranquilo y lo agradeció. Ya estaba bastante preocupado porque los días se agotaban como para tener que pensar en más peligros. Pinoespino, el pastor de árboles, los encontró para recordar al clérigo su misión y de paso regañarle por el paso del tiempo. Con más ganas aún de acabar, los aventureros siguieron hacia el Norte.

Tres días después, en el bosque más profundo, los cinco viajeros sólo pensaban en elfos oscuros. Habían encontrado un grupo de exploradores por la zona la otra vez y no les habían parecido demasiado temibles, pero todos habían escuchado relatos sobre sus artimañas y argucias para conseguir la victoria. Lya, en una maniobra de acercamiento, pudo comprobar que efectivamente los elfos drow seguían allí. Fuera lo que fuese que encontrasen las había mantenido ocupados en la zona. La rabia inundó los corazones de los héroes al ver que los elfos habían profanado el lugar, llenándolo de telarañas, cavándolo y aplastando, probablemente por diversión, la mayor parte de vegetación que había en la Arboleda de la Fata. También por divertimento, los elfos de la suboscuridad habían capturado a las fatas – en su mayor parte sátiros y hadas – de la zona, torturándolas en un tributo a sus corruptos dioses. Aquella barbarie tenía que acabar…

Sospechando de las trampas, el grupo acordó un acercamiento tácito. Daeron cayó al agua con un ruido poco más que estrepitoso, seguido de Adrun. Si los elfos no los habían oído ya, sería un milagro. Una araña demoniaca, grande, saltó de la telaraña intentando morder al monje, mientras una andanada de virotes de ballesta les respondieron desde el interior de la arboleda. Los árboles sirvieron de cobertura para los aventureros, pero los elfos oscuros, que ya los habían visto llegar desde hacía millas, habían preparado una extraña bienvenida. Ordenaron a los héroes retroceder, a menos que quisiesen que las hadas y los sátiros, suspendidos en la telaraña, fuesen abrasados por el fuego.

Había que elegir y no había mucho tiempo para hacerlo. No había muchas opciones. Con arrestos, atacaron fuertemente a los elfos oscuros. Pero éstos eran expertos combatientes. Su comandante, una sádica seguidora de Lolth, su diosa mezquina de las arañas, ordenó a sus hombres que incendiaran la telaraña – y con ella a los seres allí atrapados – y que no dejasen a nadie con vida. Los gritos de las hadas presionaban a Adrun, Kelmer, Lya, Celahir y Daeron, que pronto se vieron confundidos por la oscuridad convocada por los elfos drow. En su terreno, dispersaron a nuestros héroes. Lya huyó por el bosque, perseguida implacablemente por un soldado drow, cual perro de caza. El monje se veía superado por las arañas. Celahir sufrió varios envites que mermaron sus capacidades y tuvo que buscar refugio. Adrun y Kelmer, sin embargo, se lanzaron hacia los elfos que quedaban, intentando rescatar a los pixies y sátiros. La magia del druida, invocando agua, retrasaría el desastre, mientras el futuro clérigo de Mielikki se debatía entre la vida y la muerte, superado por la sacerdotisa. Ésta, muy confiada, se deleitaba en su victoria, y quizás eso inclinaría la balanza cuando todo estaba perdido. Lya regresó, apoyando desde la distancia el combate fiero de los dos hombres de Mielikki. Celahir salvó a la mitad de los pixies cortando la telaraña con su magia, pero poco pudo hacer por el resto, que murieron abrasados. Adrun, aún afectado por el sopor del veneno, sacó fuerzas de flaqueza y se rebeló contra los drow, abriéndole el cráneo a uno de ellos. Otro escapaba por un túnel creado en la base de la Arboleda, pero su líder no se rendía. Al límite de sus fuerzas, separaron a los combatientes drow, y atraparon a la sacerdotisa de la casa Vinn de Ched Nasad – según averiguarían después, al leer los nombres grabados en sus armas – en su propia trampa de telaraña. Sería la espada de la Orden de Jade, la que con el grito de “¡Por Aguasfuertes y la Dama!” le arrebataría la vida a aquella mala pécora que tanto les había hecho sufrir.

Si fue ese grito o fue la liberación del claro lo que hizo venir a un avatar de Mielikki no está demasiado claro, pero lo cierto es que un majestuoso unicornio pasó por el lado de los aventureros, deteniéndose ante Adrun, que se vio reconfortado y se sintió un sacerdote de la Dama de pleno derecho. El ser mitológico se fue tan rápido como llegó, aunque los desperfectos causados por los elfos oscuros se regeneraron, dejando a los aventureros cuidando de las fatas malheridas y enterrando a las fallecidas. Allí mismo el druida las unió a Chauntea, la madre tierra, y vinculó de nuevo el lugar a Mielikki.

Pinoespino llegó al lugar poco tiempo después, avisado por sus árboles. Apesadumbrado por la muerte de los habitantes del bosque agradeció la ayuda prestada, y les dio a cada uno de ellos una aguja de sus ramas. Si la partían a la mitad podrían establecer contacto con él si se encontraba cerca, y también él con ellos. Acompañado de los habitantes del bosque, y preguntándose quien heredaría la vigilancia del claro ahora que estaba visto que necesitaba protección, el treant se alejó de los aventureros. Desfallecidos regresaron a Aguasfuertes, con el ánimo elevado pero el cuerpo magullado. De veras, sí que necesitaban descanso. Se lo habían merecido. Si lo consiguieron o no… eso ya es otra historia.

* * *

[Personaje] – [Ordinarios]+[Extras]+[Objetivos]+[Trasfondoblog]+[Interpretación]
  • Celahir [elpm Mag 2 – Draco]
  • 1350 Px + 0 + (-4 Px) [Pergaminos] + 0 + 0 = 1346 Px [5001 Px]
  • Adrun [hm Cle [Mielikki] 1 – David]
  • 1350 Px + 0 + 125 Px [Recuperar fe] + 75 Px [MPJ] = 1550 Px [2240 px]
  • Kelmer [hm / hombrerata Dru [Mielikki] 4/1 – Orlak]
  • 1200 Px + 0 + 25 Px [Mielikki] + 0 = 1225 Px [10020 Px]
  • Lya [elpf Pic 2 – Anuk]
  • 1350 Px + 0 + 0 + 0 = 1350 Px [4315 Px]
  • Daeron [hm Mon [Hoar] 1 – Noel]
  • 200 Px + 0 + 0 + 0 = 200 Px [1025 Px]

MPJ: – Adrún [David]

Anuncios

16 comentarios to “Oscuridad en la Arboleda de las Fatas”

  1. adrun Says:

    A ver, que opinar es gratis…

    La partida se encauzó más rápido de lo normal, parece que ya no nos cuesta tanto convencernos entre nosotros para viajar xD No se como quedará la cosa de que Lya está cerca de su soñada torre y me parece a mi que en unos días solo podremos caminar y a paso lento de tantas pupas 😛

    La pega que le pondría fue el combate, que se hizo demasiado largo y a esas horas es más facil dormitar que pensar. Nuestros rivales hicieron bien su papel, pecaron de sobrados mientras que nosotros en algunos momentos lo hicimos de pardillos (esa última trampa de telaraña casi me dejó k.o. de la impresión… normal que me dejara línea recta xD). La confusión de la batalla causada por los globos de oscuridad, los elfos atletistas que no paraban quietos, la siesta que no perdono en cada combate, las arañas aprendiendo kung fu de Daeron, los galletazos de Kelmer cuando se cabrea, lo más positivo, le dio vidilla. Los miles y miles de unos y fallos que sacamos nosotros y ellos, el lado negativo. Que se hizo algo pesado al final por tanto fallo, creo yop

    No creo que hayamos destacado por actuaciones, una vez metidos en faena el combate se comió la mayor parte. A la hora de votar estoy un poco entre Lya y su forma de ser durante la partida y Kelmer con su tenacidad y el ir volviendose más druida y menos humano. Como es de mi gremio, le daré mi voto a este último esperando que así comprenda que los clavos de madera son mala idea.

    A Celahir se le notó el cansancio, un tanto anódino y como Adrun aún no tengo muy claro ni quien es, Lya solo me dijo “bueno, me llevo a este de refuerzo” xD Parecido con Daeron, que su movil le dejó secuestrado a media partida aunque su combate con Paquita fue grandioso 😛

    PD.: Dani, no hace falta anunciar por sms, que las feeds me avisan en menos de una hora de que has publicado ;P

  2. kelmer Says:

    Seré escueto por que me apremia la construcción de mi cabaña 😉

    Pero obviando el cansino combate que hasta agoto a los drows, y por no dejar vació dos veces seguidas, será Adrun por su interpretación inicial y cumplir objetivos. Me decepciono, como seguidor de la Dama, que no fuese más intrépido, por un segundo creí que se iba pasar a Lloth :p

    El resto aceptables si Tymora nos hubiese acompañado, un poco confusos los combates del monje, no se si me convence esa categoría, al menos para este tipo de campaña. Pero la interpretación curiosa del pj se merece resaltarla, me gusto mucho que un pj pregunte a otros, ¿y vosotros que hacéis por aquí? ¿y por que?
    El mago va apuntando maneras, a ver si se desarrolla su personalidad, que recuerdo cierto leñador del valle de la daga que a estas alturas ya la tenía. Por lo de más, nadie sabe y puede sacar más de un mago de ese nivel.
    Y la picara solo tiene que tirar un poco mas de sus habilidades que los de más no tienen, pero poco a poco.
    Por mi parte, me diluyo demasiado en las nocturnas, y me sale más el explorador más individualista y huraño, que no es el rol del druida.

    Así que mi voto es para Adrun

  3. Lya Says:

    ….. La partida fue…. extraña, realmente nos juntamos y “convencimos” en muy poco tiempo, los de la Dama porque les interesaba, los elfos porque nunca esta mal matar drows que ensucian nuestro impoluto nombre, y el monje…. bueno, el sabra (va repartiendo oro, no se sabe que se puede esperar de alguien asi XD)
    Después del primer viaje sin perdidas ni interrupciones (al menos de Lya) parece que ibamos bien encaminados pero…. pifia a pifia alargamos hasta casi una muerte total algo que de otra forma se podria haber resuelto en la mitad de tiempo por decir algo.
    Me gustaron las conversaciones entre pjs, se nota que ya van cojiendo vidilla, porque sacarle 15 minutos y sucesivos comentarios a clavos de madera tiene su merito ;D.
    El nuevo pj a ver como se desarrolla y si encuentra un sitio en aguasfuertes de momento no me menciono, fue una demo 😛
    El elfo en su linea pàsando de todo pero mostrando toques maestros cuando hace falta que sino…. la dama le habria dado algo mas de un culazo al pater.
    Yo mayormente me dedique a correr y correr y correr….
    El pater estubo bastante bien en las conversaciones con el druida aunque quizas para ser su mision pasaba un poquillo de todo.
    y por ultimo esta el druida que demostro poder hablar en un idioma que aunque todos conocen nadie comprende… quizas porque asi parecia estar dentro de su papel y porque estubo dando el callo en el combate por Mieliki mi voto es para el.


  4. Ya se lo de los feeds, pero me muero de intriga siempre por saber el MPJ y los comentarios de la partida. ¡Encima que os aviso! 🙂

    Ya que escribo, comento, aunque prefiero que lo hagáis vosotros y yo sólo intervenir en caso de duda… pero hoy estoy “lanzao”.

    En cuanto al MPJ, fiel a la filosofía de la equidad, serán 75 PX por nivel del elegido, aunque coincido en que al comerse casi 4 horas el combate no hubo mucho para el roleo, creo que no sería justo no darlo porque en casos como este también se pueden premiar las ideas, o el tramo en el que si lo hubo (que poco más y no os saco del pueblo hablando sobre clavos).

    Creo que os faltó un Keldorn (aunque el otro Kel y Adrun subían las estadísticas de daño que daba gusto) para resolver primero, y a mi que no tuvieséis tanta voluntad de hierro, que fue la perdición Zyznin, la sacerdotisa.

    El mago aportó algo muy importante para el objetivo de Adrun (y de refilón de Kelmer). Si no llega a cortar la telaraña hubieran muerto todas las fatas y eso Mielikki no lo hubiese perdonado. Bien empleado el conjuro.

    Las carreras por el bosque, aunque muy literarias, me parecieron un tanto irreales, aunque lo creáis o no ayudaron mucho a disgregar a los drow (en pareja eran bastante mortíferos).

    En cuanto al monje… tienes unos cuantos agujeros que espero arreglar pronto pero por ahora me sigue pareciendo un elefante en una cacharrería (no el jugador, Daeron con vosotros en el bosque). Yo que él dejaba de ser santo y pasaba a ser justiciero de orcos y purpuritas, que lo va a gozar más.


    Celahir.- Bien. Punto importante con el conjuro para el desenlace final. Como PJ me convenció más en Zelbross (el fuego, la ira en batalla…) pero en líneas generales bastante bien. Despertará en el nivel 5. No nos olvidemos que su fuerte es la defensa, no el ataque.

    Lya.- Bien también. Sobrevivió que es bastante. Muy perdida en el bosque, pero es evidente que su papel no es estar en medio de la foresta. Usó correctamente sus recursos. Como PJ te noté poco incisiva (recuerdo aquella partida con Helm Heltriss que me encajaba más con tu rol de elfa que va de vuelta de todo :)) y un poco pasiva, pero em general bien porque realmente sólo ibas con ellos por amistad, entiendo.

    Kelmer.- Mucho más druida que en Zelbross. Sólo las conversaciones del principio ya merecieron la pena. Intentó no robarle protagonismo al otro Milikkito pero entre la agresividad de uno y el otro hay un abismo, y se acabó notando (incluido el nivel). Un poco pesimista con el “vamos a morir todos”. Veo muchos números que fastidiaron bastante a los drow y que decantaron la pelea con su uso del poder de la naturaleza, pero ese poder los paga bastante a nivel PJ y jugador con no oir a la dama. Necesita una curación ya. Creo que con eso volverá a ser el de antes.

    Daeron.- Lo dicho: pschee. A nivel de reglas me parece un poco fiasco y se notó en esta partida. Aunque hay un fondo de buen personaje, interesante, sigue sin encajarme ese voto de santidad, pobreza y sagrado con una venganza,y menos con estos tipos duros de bosque. Le falta integrarse más pero también es comprensible. Te hubiera alabado mucho muchísimo si decidieses no irte con ellos. ¡Parecían una secta convenciendo a Daeron y no creo que lo consiguiesen! Para primer nivel y no conocer las reglas estuvo normal. Creo que si hubiera seguido en el combate no hubiera sobrevivido. Hay que pulir más a este Daeron que puede ser interesante.

    Adrun.- El protagonista. Es una pena lo de los adormecedores. Creo que la edad te jugó una mala pasada. Cuando más me gusta es en el combate y no se porqué: no es especialmente valiente pero siempre anda en todos los fregados. También no tenías conjuros. A partir de ahora no tienes excusa. En cuanto al PJ muy bien a la hora de convencer al resto. En realidad te veo muy poco “wilder” pero hasta le da cierto punto al PJ. Al fin y al cabo hasta hace un mes era un parroco de pueblo acomodado.:)

    Y eso es todo. Que no sirva de precedente. Prefiero no comentar para no influir. Por cierto los PX me parecieron pocos pues en realidad vi más duro este combate que contra el draco el otro día, por ejemplo.

  5. Celahir Says:

    Antes de nada aclarar un punto.
    No todos los elfos fuimos a matar drows. Este elfo fue con otros objetivos, en los que no entraré ahora.

    En cuanto a la partida, si, la verdad es que desmereció mucho con tanta tirada baja. Pero así es la vida.
    Lo siento por la duración del combate, pero si, a parte de sacar mejores tiradas (que no depende de nosotros) a ver si somos más ágiles y resolvemos antes los asaltos, que somos muy lentos (yo incluido).

    En cuanto a las actuaciones: puede que Kelmer y Adrún tubiesen una gran interpretación al principio (con el rollo de los clavos) pero personalmente me pareció excesiva. Por otro lado, estubo bien que Daeron “casi” no nos acompañase, por no acababa de enterarse de lo que pasaba. Estos milikitos se explican fatal… un minipunto para cada uno.

    Una vez en el combate con los drows, todos hicimos nuestra parte como buenamente pudimos. Bueno, alguno tubo que hacer la parte de los demás. Pero para eso fue allí, después de todo.

    El que más destacó en el combate fue Kelmer, aunque eso puede ser por el nivel.

    Celahir salvó a cuantas fatas pudo, así que le votaría a él (después de todo era el objetivo de la “misión”) pero, interpretativamente no fue gran cosa, así que nada.

    Total, que voy a votar a… Adrún

    Y ahora jugáis el desempate 😉

  6. Anuk Says:

    Oido cocina, lo de ir a matar drows lo decia mas como punto de comprension de Lya que otra cosa. Sorry por hablar de mas.

  7. Daeron Says:

    Bueno, no se como decir esto, pero no voy a ser de ninguna ayuda para resolver el dilema.

    Como le dije a Dani en una conversación reciente en el trozo de partida que jugué no me sorprendió especialmente ningún personaje, por lo cual mi voto es en blanco.

    Lo siento, haber esperado días por mi contestación para esto debe ser fustrante XD.

    Un saludo.


  8. Tras reflexionar he de decir que no me gusta votar en blanco, pero tampoco me gustan los empates, ya que sientan precedentes, por lo que he de decidir uno. Mi voto hubiera sido para Celahir, no por interpretación sino por ser el causante directo de que la misión base tuviera éxito (sin menospreciar ni mucho menos el excelente trabajo en el combate del resto de PJs) pero eso no resolvería la votación. Quizás un empate técnico sería más justo pero hay que elegir a uno. Entre Kelmer y Adrun, me decanto por el segundo por razones prácticas: consiguió el objetivo gracias a la ayuda de sus compañeros y su motivación, es junto con Neske y Kelmer el único ferviente servidor de Mielikki y se lío la manta a la cabeza y reunió al equipo al principio de forma bastante coherente, clavos de metal/madera aparte. Adrun recibe 75 Px más. Espero que este MPJ sea un aliciente para mejorar la interpretación y el desenvolvimiento del PJ.

  9. Orlak Says:

    Y vuelvo a ser segundo, creo que por cuarta vez, empiezo a entender a Woody Allen con los oscars.

    Creo que voy a imitarle…

  10. Dungeon Master Says:

    Creo que si consigues que vengan Scarlett o Bardem a la partida de este finde, Woody (que nombre más druídico), subes 5 niveles de golpe 😉

  11. Orlak Says:

    Me leiste la mente parcialmente, pensaba mas en una elfa dorada interpretada por Scarlett que el semiorco de Bardem 😉

    Este finde no se si podre yo, toy algo limitado laboralmente, ni me he podido acercar en plan fan al rodaje.

  12. kelmer Says:

    ¿Y ahora que ocurrirá con la arboleda de las fatas?

    Creo que se necesita alguien que mantenga este pequeño circulo, si lo deseas Adrún puedo ayudarte a construir una pequeña cabaña no muy lejos de los riachuelos.
    Pero la verdad mucho más necesaria es tu presencia y experiencia en Aguasfuertes, no seria muy diferente a lo que hacías antes, yendo de granja en granja, pero esta vez difundiendo las bondades de la dama, manteniendo el equilibrio, y ayudando a los hombres vivir en armonía con el gran bosque.

    Así que cuanto antes deberíamos ponernos en marcha con un santuario, ahora más necesario que nunca, de la Regente Verde en las afueras de la ciudad. Por supuesto puede servir de residencia, y acoger a cualquier servidor de la Dama del bosque.
    Dejo en tus manos, la localización del mismo, y ambos deberíamos hablar con Kalahar para comentarle la cuestión.

    Bienvenido a los brazos del bosque, ahora sentirás el ajetreo y el afano de una abeja, la paciencia y quietud de un roble milenario y no complacerás a todos como un hombre.

  13. Celahir Says:

    No es mi intención inmiscuirse en asuntos que ni me atañen ni entiendo, pero permitidme esta licencia por una vez. Padre Adrún, ¿es correcto el título?, ciertamente parece que la arboleda necesita un protector, o los elfos oscuros podrían volver a corromperla.

    No pretendo comprender a vuestra diosa, pero puede que quiera que vos la protegáis. Quizás simplemente viniendo por aquí de cuando en cuando para comprobar que todo está en orden.

    Aunque también podéis instalaros aquí, pues, una vez abandonada la iglesia de lazhander ¿qué deber os ata a Aguasfuertes?
    Después de todo no pertenecéis a la Orden de Jade. Técnicamente.

  14. Celahir Says:

    Antes de que preguntéis. De acuerdo que yo tampoco pertenezco a la Orden de Jade, como tampoco a la fe de la Dama del Bosque (aunque la respeto). Y en cuanto a mis lazos con Aguasfuertes, mis propios votos me atan de forma indirecta a su protección.

  15. adrun Says:

    ¡Hay que ver como os gusta hablar mientras caminamos! No entiendo tanta complicación… a mi entender, está claro como el agua que fluye de un arroyo antes de que el ciervo en lo alto se desahogue tiñendolo de un tono amarillento. ¿Es así como había que hablar, verdad Kelmer?

    Sabeis que debo mi vida a la dama y eso es algo en lo que he meditado mucho. ¿Por qué se apiadaría de alguien como yo? ¡No soy nadie importante! De hecho, apenas había tenido un nuevo inicio como hombre de acción unas semanas antes. ¿Por qué alguien como yo? Entre el segundo desayuno y el almuerzo, lo entendí.

    La dama buscaba a alguien cercano a las gentes de Aguasfuertes, una persona que actuase de catalizador, que pudiera llevar sus enseñanzas a quienes más las necesitan. Mis vecinos ven a la dama como la señora del Regente Verde, ven solo una faceta suya de acción en estos días en que hay tanta gresca. Por eso vio en mi una oportunidad de acercar sus ideales a la gente, de conciliar la vida del pueblo con la naturaleza.

    ¡La dama es sabia! Por eso me hizo venir hasta la Arboleda de las Fatas. Sabe que serán tiempos dificiles con ese Stern buscando pelea. Sabe que sus seguidores necesitaremos un respiro cada cierto tiempo, un lugar lejos de la gente. Me ha enseñado este lugar y pienso realizar mi rito mensual aquí en la medida de lo posible. Escuchar a Pinoespino cuando necesite de mi cabezonería, cuidar de que mi primera verdadera misión para la dama tenga un sentido.

    Por cierto, hablando de todo un poco… ¿creeis que podré conseguir una tienda de campaña verde y muy amplia a buen precio? Me gusta la arboleda para meditar pero necesitaré taparme la calva cuando llueva y…

  16. kelmer Says:

    Sabias palabras, tienes toda la razón, desde la seta más ínfima al roble más enorme tienen su misión y lugar en el bosque. Y la Dama es sabia, como bien dices, y sabe el puesto de cada uno.

    De momento comenzaremos por una casa de madera, cerca del bosque que rodea Aguasfuertes, y pronto crearemos un santuario a Mielikki, lugar de veneración a la Regente del Bosque para los ciudadanos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: